Hay que cuidar las netbooks de Conectar Igualdad

Hay que cuidar las netbooks de Conectar Igualdad

  

     A veces aprender a cuidar nuestros materiales educativos es una tarea difícil, pero debemos entender, como estudiantes, que todo forma parte de un aprendizaje y una responsabilidad, por eso es importante apreciar, cuidar  y mantener lo que el colegio nos brinda.

 El programa Conectar Igualdad busca recuperar y valorizar la educación pública, reduciendo las brechas digitales, educativas y sociales. En ese marco, es trascendental que los alumnos sepan cuidar las herramientas ofrecidas en el proceso de construcción de conocimiento.

    El referente técnico de Conectar Igualdad- Turno Tarde, Matías nos contó que los chicos están modificando las netbooks entregadas: “tenemos trabajos que se nota que le dedican mucho tiempo, tratan de dejarlas más lindas, olvidándose que firman un comodato los papás”.

 La firma del comodato significa que, “si alguna de las cláusulas se rompe, los alumnos van a tener que devolver las máquinas”, sentenció Matías.

 Entre los casos más comunes, nos encontramos máquinas llenas de stickers y escritas por todos lados con fibras, lápices y lapiceras. IMG_6382 

 

Rescatando la enseñanza al cuidado, desde la Vicedirección- Turno Tarde, se recalca la necesidad de cuidar las compu y se solicita a los chicos no coloquen stickers, ni las escriban.

 “Los chicos tienen que entender que estas máquinas son puestas en sus manos y una vez que el comodato se incumple, hay otras manos que van a tocar las máquinas”, por lo que “una máquina toda escrita, es un problema”, agregó el referente del programa.

 Para poder limpiar esas netbooks es necesario alcohol o algún químico nos contó Matías.

 Los estudiantes se olvidan que “hay que dárselas a otro chico, porque se reasignan, se reciclan”. Una vez que el alumno “se va del establecimiento, las tiene que devolver”.

 En ese contexto, otra cuestión que parece más preocupante es, que los estudiantes egresados rompen las máquinas antes de devolverlas: “lamentablemente descubrimos que las máquinas que devuelven, en un alto porcentaje, casi en un 80%, tienen un problema”. “No sabemos si las rompen antes de entregarlas, pero nos encontramos con pantallas rotas, carcasas destrozadas y falta de teclas”.

 Los alumnos no saben que el servicio técnico tarda un tiempo muy largo, ya que se debe gestionar en ANSES la reparación.

 “Ellos pueden hacer modificaciones, pero una vez que las devuelven tienen que tener en cuenta que otros chicos las van a usar, porque el programa está para eso, para generar igualdad estudiantil, si uno se va del colegio y rompe las máquina, es una picardía”, cerró Matías.

 Recuerden que su máquina le servirá a un compañero!!